Censo de flamencos altoandinos 2017

censo flamencos

Se realizó satisfactoriamente el Censo de flamencos altoandinos 2017, con participación de un equipo especializado de la secretaría de biodiversidad del ministerio de ambiente y un grupo de profesionales de la administración de Parques Nacionales.

Los biólogos Cesar Bracamonte, Luis Biancucci y José Segovia, del ministerio de ambiente, junto con miembros de Parques Nacionales, visitaron el Sistema de lagunas del Sitito Ramsar Vilama, el Monumento Natural Laguna de los Pozuelos, y el Monumento Natural Provincial Laguna de Leandro.
El objetivo del trabajo fue realizar el Censo Internacional de flamencos altoandinos del presente año y determinar la dinámica poblacional, productividad, longevidad, supervivencia y desplazamientos de las especies. Además de las condiciones ecológicas de sus hábitats dentro de la Red de Humedales.
Si bien es cierto los censos internacionales simultáneos, que se inscriben dentro del Programa de Monitoreo de la Red de Humedales, se realizan cada cinco años, los monitoreos en particular se realizan anualmente en Argentina. Más precisamente en las provincias de distribución de los flamencos: Jujuy, Salta y Catamarca.
Merece la pena destacarse que los censos son importantes porque permiten establecer medidas de conservación y de manejo en las áreas protegidas provinciales y nacionales. Por eso las tareas de monitoreo resultan de vital importancia para reconocer la dinámica poblacional estacional de flamencos y determinar una línea de base para favorecer las investigaciones y aplicación de planes de manejo de humedales altoandinos por parte del Ministerio de Ambiente.
Actividades y trabajo de campo
La actividad principal desarrollada por los equipos integrados por los biólogos de la dirección de áreas protegidas del ministerio de ambiente, y los especialistas de Parques Nacionales, tuvo que ver con realizar el conteo de individuos de las tres especies de flamencos que se encuentran en lagunas jujeñas: Flamenco andino o tococo, Flamenco de james o chururu, y Flamenco común o parina. También registrar la actividad reproductiva de estas especies que se extienden por Sudamérica, e incorporar toda la información obtenida a la base de datos compartida del Grupo de Conservación Flamencos Altoandinos (GCFA).
Para cumplir con su propósito los equipos recorrieron aproximadamente 1.600 km., y se censaron todos los cuerpos de agua conocidos por albergar alguna de las especies de flamencos citadas. Algunos de estos espejos son internacionalmente reconocidos por alojar cantidades y colonias importantes de flamencos, como por ejemplo la Laguna de Vilama localizada en la Reserva Altoandina La Chinchilla, y el Monumento Natural Nacional Laguna de los Pozuelos.
Como resultado de su visita, los técnicos registraron alrededor de 13.000 flamencos en Pozuelos, mientras que en la Laguna de Vilama contabilizaron aproximadamente 10.000 individuos; además de no haber detectado signos de nidificación.
Por otro lado, donde si reconocieron anidamiento y donde los polluelos prosperaron fue en las lagunas Honda y Guindas. Estas son dos de las lagunas más recónditas del sistema de lagunas que rodea a la Laguna Vilama.
Adicionalmente, se registró una importante diversidad de aves altoandinas acuáticas patos, gallaretas, falaropos, avocetas, etc.; entre las que destacan la nidificación de la gallareta cornuta (Fulica cornuta) en la laguna de Pululos en donde se pudo contabilizar más de 5000 individuos.